Yoga para niños

La búsqueda del equilibrio y la armonía constituye una buena base para que en el futuro los niños disfruten de una vida adulta alegre y saludable. El Yoga ayuda a canalizar la energía y reafirmar la autoestima del niño, sea éste inquieto o activo, tímido o vergonzoso. A los más activos les ayuda a relajarse y concentrarse más, mientras que en los niños más callados fomentará a que pierdan su miedo ante los demás y se abran al mundo que les rodea.


En función del temperamento de cada niño habrá que planificar las clases de yoga con unos tipos de ejercicios u otros, porque no se puede planificar una práctica estándar del yoga igual para todos los tipos de niños, sino que antes tenemos que estudiar y analizar el temperamento de cada uno. El yoga puede ser tan divertido como un juego para los niños. Esta disciplina milenaria enseña a los pequeños a encontrar el equilibrio entre el cuerpo y la mente.


El yoga es una disciplina psicofísica con la que se alcanzan condiciones de gran bienestar para el cuerpo y la mente. Las posturas del yoga se inspiran en los elementos de la naturaleza, según explican los expertos. Animales, plantas, formas, que permiten a quien las practica entrar en sintonía con el propio cuerpo y, también, como reflejo, con las manifestaciones energéticas que estas posturas recuerdan. Los niños, más recepetivos y dúctiles que los adultos, reciben muchos beneficios a través del yoga: una musculatura, en general, y una columna vertebral, en particular, más fuertes, una postura correcta que reduce las desviaciones y el dolor de espalda, una elevación de las defensas inmunitarias y un estado de ánimo más sereno y equlibrado.


El secreto está en la respiración. El niño aprende a respirar de forma correcta y profunda, con la nariz, y no con la boca abierta; con la barriga, y no sólo con el tórax. Esta ténica mejora el funcionamiento del aparato respiratorio y calma la mente, porque cuanto más tranquila y regular es la respiración, más se aplacan los pensamientos.


Para practicar los ejercicios, el niño debe llevar camiseta y pantalones cómodos.